8 islas españolas para una escapada merecida en septiembre

Advertisements

El verano se va dejando suspiros y arrepentimientos de no haber aprovechado del todo esta maravillosa temporada. Y aunque parezca que el bajón estacional está cerca, lo puedes arreglar sin mucho tiempo ni esfuerzo. Pégate un viaje veraniego este mismo fin de semana. No hace falta que te vayas muy lejos: cerca de la Península hay muchos lugares paradisíacos que descubrir. Recorre paisajes volcánicos y toma el sol en unas costas únicas como, por ejemplo, las de las Islas Canarias.

Hemos seleccionado ocho islas españolas increíbles a las que deberías viajar en septiembre y quizá en octubre, ya que en algunos lugares el otoño se aplaza. No hace falta cruzar el charco para encontrar un lugar paradisíaco: te sorprenderá la belleza y el esplendor de estos destinos cercanos.

Formentera

Este relajante paraíso atrae con sus calas increíblemente bonitas, pueblos auténticos y un ambiente que garantiza desconexión total. Las caminatas y la bici son los medios de transporte más comunes, ya que la pequeña isla es principalmente plana, con solo unas pocas cuestas cortas para desafiarte.

La Palma

Los impresionantes senderos de la isla la atraviesan a través de bosques de pinos, cascadas, salinas y formaciones rocosas únicas. También es famosa por ser un lugar único para la observación de estrellas, pues en el Observatorio El Roque de Los Muchachos se encuentran algunos de los telescopios más avanzados del mundo. Las condiciones meteorológicas de La Palma lo hacen posible casi 300 días al año.

Menorca

Calas pacíficas perfectamente formadas se mezclan con tramos de arena como Cala Galdana, donde se ven yates flotando en el agua turquesa. Junto con el encanto de más de 200 kilómetros de costa, las colinas onduladas y los pueblos encalados aguardan tierra adentro, con muchas oportunidades para caminar o andar en bicicleta a través de los deslumbrantes paisajes.

Tenerife

La isla más grande del archipiélago ofrece unas visitas espectaculares entre las que destaca el Teide. Su parque nacional, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un paraíso para los senderistas. 

Mallorca

Kilómetros de playas inmaculadas y montañas altísimas salpicadas de barrios y aldeas tranquilas. En la última década, la capital, Palma, se ha convertido en una de las ciudades más interesantes del Mediterráneo. Lejos de Palma, la conservación y la restauración son la fuerza impulsora de Mallorca, con un cambio tangible hacia el turismo sostenible.

Lanzarote

Es famosa por su desolado paisaje volcánico, que domina una cuarta parte de la isla desde una erupción volcánica pasada. La isla canaria más calurosa también ofrece un toque vacacional con sus playas de arena dorada y mares tranquilos llenos de vida marina.

Fuerteventura

Fuerteventura es una reserva de la biosfera con un paisaje volcánico impresionante. Ofrece más de 150 km de arena blanca impresionante para caminar, jugar y tomar el sol. Los arrecifes de la costa son el hogar de peces de diferentes especies, lo que los convierte en el destino perfecto para los amantes del snorkel. 

Gran Canaria

Gran Canaria ofrece cultura, una capital cosmopolita y hermosos panoramas con costas resplandecientes. Los paisajes cautivadores van desde densos bosques hasta cráteres volcánicos, pasando por estampas de alta montaña y acantilados escarpados.

Loading...