Todo lo que necesitas saber sobre la familia y amigos de Julia Janeiro

Advertisements

Aunque muchos consideran envidiables el éxito y la fama, estar en el ojo público constantemente también tiene su lado difícil, como es el caso de Julia Janeiro. Debido a la popularidad de sus padres, Jesús Janeiro y María José Campanario, la joven ha saltado a la fama de forma instantánea al cumplir la mayoría de edad y su vida se ha convertido en tema de conversación en la prensa del corazón.

En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre Julia Janeiro, así como sobre su familia y amigos. 

Nacida famosa

Julia Janeiro es la primogénita fruto del matrimonio del famoso torero y cantante, Jesulín de Ubrique, con la odontóloga María José Campanario. Llegó al mundo el 18 de abril de 2003. Su hermano Jesús Alejandro nació cuatro años después. Mientras fue menor de edad, su madre se ocupó de proteger su privacidad y la de su hermano, y los mantuvo lejos del foco mediático. Sin embargo, ahora que Julia tiene 18 años, se ha convertido en una influencer.

Popularidad instantánea

Su belleza física y su gusto por parecerse al clan Kardashian son algunos de los motivos que han contribuido a atraer el interés de los medios y del público. En menos de un mes llegó a los 180.000 seguidores en su cuenta de Instagram, en la que queda claro que Julia es amante de los viajes y de la moda.

Otra red social en la que acaba de incursionar es TikTok, donde su fama va aumentando poco a poco.

Julia enamorada

Julia Janeiro mantiene una relación sentimental desde hace meses con el futbolista Brayan Mejía, de 22 años, quien juega en el Real Aranjuez. Con él, pasó un romántico 14 de febrero durante el que se vio colmada de regalos por parte de su novio: globos, chocolate y un koala de peluche.

No todo es felicidad

La madre de Julia, María José, lleva más de una década batallando contra la fibromialgia, enfermedad que deteriora la calidad de vida al caracterizarse por un dolor constante y generalizado en músculos, ligamentos y tendones. 

Además de problemas de salud, María José se encuentra constantemente sumida en escándalos por sus desencuentros con la presentadora Belén Esteban, quien tuvo una relación de cinco años y una hija con Jesulín.  

Amistades peligrosas 

Aunque hasta ahora Julia ha sabido manejar su recién adquirida fama con prudencia y ni siquiera ha dado entrevistas, algunos de sus allegados parecen tener diferentes prioridades. Tal es el caso de una examiga suya llamada Claudia, que acudió al programa Sálvame para hablar mal de Julia y acusarla públicamente de ser una traidora por haberle robado al novio. 

También aseguró que, debido a la fama de sus padres, Julia es una persona “rara”, cohibida y que no confía en nadie. 

Reencuentro familiar

Las restricciones de movilidad debido a la pandemia han mantenido separadas a muchas familias, y la de Julia Janeiro no es una excepción. Por ello, el reciente encuentro de la joven con sus padres tras meses de separación causó un gran revuelo. Sucedió en Madrid, en el set donde Jesulín de Ubrique filmaba el programa El Desafío

Una familia feliz 

A pesar de lo que algunos medios dicen sobre la familia Janeiro Campanario, la realidad es que todos están muy unidos. En particular, Julia y su madre siempre han tenido una relación entrañable y comparten muchas actividades, como cuando acudieron juntas al concierto de Daddy Yankee o al de Juan Magán.

Con los pies en la tierra 

A pesar de su fama, parece ser que Julia Janeiro no tiene planes de dedicarse a los medios. Según se sabe, además de los estudios de maquillaje y caracterización que realizó en Barcelona, la joven tiene previsto entrar a la universidad en Madrid para estudiar Administración de Empresas. 

Y en contraste con lo que sus fotos en redes puedan dar a entender, su madre asegura que Julia es en el fondo una muchacha tímida a la que no le gustan las multitudes, pero que a la vez tiene un carácter fuerte.

Por lo pronto, ella trata de vivir su vida de la forma más normal posible, paseando con sus amigas o con su novio a pesar del acoso constante de los paparazzi.

Loading...