Raquel del Rosario habla sobre el ataque del puma que sufrió su hijo

Advertisements

El aterrador acontecimiento que tuvo que vivir semanas atrás Raquel del Rosario, la cantante de El Sueño de Morfeo, ha quedado grabado en su retina para siempre pero ha sido toda una lección de vida, según cuenta la propia artista. Las palabras que publicó al respecto en redes sociales son prueba de su desgarrador testimonio. La artista se enfrentó al mayor miedo de cualquier madre: perder a su hijo.

”Mami, voy al árbol a buscar fruta”

 “El grito que escuché segundos después aún sigue resonando en mi cabeza, al igual que la imagen que vi al girarme.”Esas fueron las primeras palabras de la artista al hacer público en redes sociales el grave accidente que había sufrido su hijo a garras de un puma en su residencia vacacional de California. El ataque duró unos segundos, pero el sufrimiento de Raquel la sigue atormentando a día de hoy al recordar aquel instante en el que no sabe ni cómo salvó la vida del pequeño.

El Ataque del Puma a Mael en el Jardín

Mael, de cinco años, fue sorprendido por el animal al ir a recoger fruta de uno de los árboles del jardín. Según cuenta la cantante en la publicación que compartió en redes sociales para explicar la tragedia (que incluye una fotografía en la que aparecen las cicatrices en la espalda de su hijo), al escuchar el grito estremecedor de su pequeño se giró de inmediato y vio al animal abalanzándose sobre él y agrediéndole a zarpazos sin piedad ninguna.

El instinto de supervivencia de una madre

Ahí entró en juego la adrenalina propia de una madre: su cuerpo se puso en modo supervivencia y, en una fracción de segundo, cruzó el jardín y empezó a golpear a puñetazos al puma hasta que logró que soltara a su hijo. Después, metió al niño malherido en casa y lo puso a salvo. 

Al ver la escena, el marido de la cantante trasladó a ambos rápidamente al hospital para que intervinieran de inmediato la espalda desgarrada de su hijo.

Unos milímetros más y no habría sobrevivido

Tras horas de inquietud de los padres en la sala de espera del hospital, el cirujano les comunicó que la operación había sido un éxito, haciéndoles saber que Mael había tenido mucha suerte. Según precisó, el niño podría haber muerto en el acto si la herida hubiese sido unos milímetros más profunda. 

Tal y cómo confesó a sus seguidores en las redes sociales, Raquel se quedó aterrorizada al ver a su hijo salir del quirófano en ese estado. “Si alguien me hubiese dicho en ese momento, viendo su estado, que tres días después saldría corriendo del hospital, jamás lo hubiese creído.”

El puma era un cachorro 

Mientras el niño estaba ingresado en el hospital recuperándose de la cirugía plástica de reconstrucción de su espalda, Raquel regresó a la vivienda para buscar algunos enseres del pequeño para la estancia. Fue entonces cuando comprobó que el puma que había atacado al niño seguía en su jardín. 

Las autoridades californianas dedicadas al control de animales salvajes le informaron de que había aparecido un segundo animal, y que éste parecía ser la madre del cachorro de puma que había atacado a su hijo. 

El fatídico final del puma

Ante la imposibilidad de controlar al puma y el peligro de que se produjera un segundo ataque a la población, las autoridades decidieron, muy a su pesar, sacrificar el animal para que no hubiera riesgo alguno. 

Al comprobar que habían matado a su hijo, la madre puma quedó devastada y lanzó una mirada a Raquel de madre a madre, con la que la artista ha confesado que ha soñado muchas veces desde el acontecimiento. Al final, fueron dos madres las que sufrieron por el dolor de sus hijos.

Loading...