6 obras de arte de Gaudí en Barcelona

Advertisements

El arquitecto español Antonio Gaudí (1852-1926) se cataloga como el más revolucionario de la modernidad. Sus obras, inspiradas en la naturaleza, tienen una gran presencia en Barcelona. Edificios excepcionales se reparten en la urbe catalana. En total son 14 los proyectos desarrollados por este genio de la construcción en la ciudad. Aquí te mostramos seis edificaciones insignes que son una muestra palpable del arte de Gaudí.

1. Sagrada Familia

Su construcción se inició en 1883, pero Gaudí no pudo ver su ambicioso proyecto culminado, pues se estima que la obra estará lista en 2030. Su diseño identifica la creatividad del artista. La Sagrada Familia es sinónimo de innovación arquitectónica. Su interior (abierto para el público) asemeja a un bosque y el altar parece flotar en la luz que inunda el templo. En el exterior destacan las torres cónicas y la minuciosa ornamentación. Este proyecto, que el genio inició a sus 31 años, impacta con solo cruzar la puerta.

2. Palacio Güell

El proyecto se hizo entre 1886 y 1888. Ubicado en una calle adjunta a las Ramblas, el palacio es producto de una remodelación que Gaudí realizó para su mecenas, el conde Eusebi Güell. Transformó la residencia en un lugar lleno de elegancia y de experimentos creativos para mejorar su habitabilidad. En este castillo, el arquitecto comenzó a aplicar una técnica que se volvió su marca: el trencadís. Se trata de añadir piezas cerámicas en trozos. De impacto son las enormes puertas de entrada.

3. Casa Batlló

Quienes visiten Barcelona, en el número 43 de Paseo de Gracia se encontrarán con una obra que atrapará su atención de inmediato. Este fue otro encargo de reforma que se le hizo a Gaudí. Lo ejecutó entre 1904 y 1906. El cambio fue total. Su fachada de colores y techo inspirado en un dragón (batalla de San Jorge) no pasan desapercibidos. En el interior de la residencia de la familia Batlló destacan los patios, azotea y primer piso, donde el uso de la luz natural es magistral.

4. Park Güell

Inicialmente, Park Güell (1900-1914) se trató de un proyecto urbanístico. Sin embargo, terminó por convertirse en un parque donde se desdibujan los límites entre lo hecho por el hombre y por la naturaleza. El arquitecto hace gala de su pasión por los animales en su etapa naturalista. Serpientes, salamandras y gárgolas bañadas de colorido y luz son parte del escenario más popular de Barcelona. En sus instalaciones también se halla la casa-museo Gaudí.

5. Casa Milá

Esta construcción modernista es ícono del Paseo de Gracia y de la ciudad catalana. Soluciones de espacio innovadoras para la época (1906-1912), incluso para hoy día, se observan en su interior. En la fachada destacan los balcones de hierro forjado con una inusual forma de plantas trepadoras, las rosas esculpidas en los muros y elementos religiosos. La también llamada la Pedrera, consta de dos edificios con seis plantas y dos patios internos. La casa fue propiedad del matrimonio Pere Milà i Camps.

6. Torre Bellesguard

Se halla al pie de la sierra de Collserola y aunque no es la más popular del arquitecto español, es sin duda una de las más hermosas y diferenciadas de su habitual estilo. Inspirado en el neogótico, Gaudí no dejó nada al azar en la también llamada Casa Figueras, que se edificó entre 1900 y 1909. Se trata de una joya poco explorada por no encontrarse en el casco central barcelonés. Su muralla medieval, almenas y una torre le brindan un precioso aspecto palaciego.

Loading...