10 Razones por las que Deberías Pensar Dos Veces Antes de Hacerte Un Tatuaje

Advertisements

Cada persona es el amo de su cuerpo, pero hay momentos en los que necesitas dejar de hacer lo que estás haciendo y decirte a ti mismo: “¡Esto no está bien!”. Esto puede suceder, por ejemplo, cuando alguien está a punto de hacer las paces con su ex o de hacerse un tatuaje. Simplemente no vale la pena, ¡olvídate de eso!

Estas son las 10 razones por las que deberías pensarlo dos veces antes de hacerte un tatuaje.

1. No tienes la edad suficiente

Si eres menor de edad y tus padres están en contra, lo más probable es que tengas que elegir el dibujo en condiciones terribles con la ayuda de un amigo que no conoces realmente. Esto no sólo conduce a infecciones graves, sino que el tatuaje también se verá feo.

2. No tienes el dinero suficiente

Si quieres un tatuaje excelente y de alta calidad, no puedes ser tacaño. La gente se da cuenta de que simplemente no tienen suficiente dinero para un tatuaje adecuado y buscan opciones mucho más baratas. Y al final, están muy decepcionados con el resultado.

3. No estás 100% seguro del diseño

Si no te has decidido completamente por el diseño, o si has pasado por varias opciones en unos pocos días y no puedes elegir una sola – tómate un descanso, para no arrepentirte después.

4. No entiendes lo que dice el tatuaje

Puede que sea hermoso, pero el Internet está lleno de fotos de gente con tatuajes, que, cuando se traducen, significan cosas como “sopa de pollo” o “hombre blanco rico”. ¡Esto pasa todo el tiempo!

5. Perdiste una apuesta

Nunca aceptes tal apuesta bajo ninguna circunstancia. Un pequeño error no debería llevar a una vida con un diseño de tatuaje espantoso.

6. No se puedes remover la tinta muy fácilmente

Si no planeas hacerte ese tatuaje por mucho tiempo, no lo hagas. El quitártelo duele como el demonio, especialmente en lugares “sensibles”.

7. Quieres escribir el nombre de alguien a quien amas.

Un día estás con Shelly, y al siguiente estás saliendo con Shaquanda. Quién sabe a quién le darás una serenata dentro de un año.

8. ¿Tienes problemas de salud?

La diabetes, los problemas cardíacos o de circulación sanguínea y los medicamentos anticoagulantes hacen que el procedimiento de entintado sea muy peligroso para ti. Incluso el tomar una aspirina puede hacer que la imagen se haga borrosa.

9. Estás borracho

Los talleres legales no ofrecen servicios a las personas bajo efectos de drogas o alcohol. Eso adelgaza la sangre y los tatuajes no se quedan.

10. Tu salón de tatuajes es tenebroso y huele raro

¿Quieres contraer una infección? Espero que no. Olvídate de sótanos raros y edificios abandonados. Todo lo que conseguirás allí es VIH o hepatitis. Y si tienes mucha mala suerte, la muerte.



Loading...