Hermosas costumbres mexicanas para la Nochebuena

Advertisements

Para muchos mexicanos, la Nochebuena es una de sus celebraciones preferidas. Festejar el nacimiento de Jesús es un acontecimiento que inicia a mediados de diciembre y se extiende hasta el 2 de febrero. La religión y tradiciones propias de este pueblo hispano han evolucionado en actividades que promueven la unión de sus comunidades. Valores como la solidaridad, trabajo en equipo y mucha alegría caracterizan la víspera de la Navidad en el país azteca. Aquí te mostramos los eventos más destacados que hacen únicas estas fiestas.

1.- Las posadas

En México las celebraciones navideñas comienzan el 16 de diciembre. Como una antesala a la Nochebuena, los lugareños realizan una actividad que denominan “Posadas”. Cada noche hasta el 24, grupos de amigos, vecinos o familiares se reúnen para hacer una procesión que simboliza el trayecto que tuvieron que recorrer la Virgen María y José hasta Belén para que naciera Jesús. A menudo, los niños van adelante del grupo representando a María y José. Se detienen frente a una casa a recitar versos y cantar. Allí son recibidos de igual forma. Luego, comparten comidas y bebidas típicas.

TEHUACÁN, Pue, 18 de diciembre de 2016.- Continúan las tradicionales posadas en San Gabriel Chilac, más de cuatro mil personas se reúnen cada noche para acompañar en su recorrido a «María» y «José». //Agencia Enfoque//

2.- Los menús navideños

La cena de Nochebuena es distinta en cada país y México tiene sus propios platos tradicionales. Dentro de las proteínas destacan el pavo y la pierna de cerdo adobada. Son infaltables los romeritos con mole, el bacalao vizcaíno y una rica ensalada con manzanas. La bebida preferida es el ponche y si de postres se trata, en la mesa no faltan los buñuelos con forma de copos de nieve.

3.- Las Pastorelas

También, antes de la Navidad, los mexicanos acostumbran a realizar “Las Pastorelas”. Se tratan de representaciones teatrales en la que el tema principal es el alumbramiento del Niño Dios. Sin embargo, estas piezas que se presentan en cada comunidad suelen estar salpicadas de mucho humor e incluso crítica social y política para el disfrute de los espectadores. Un toque muy característico del pueblo azteca.

4.- Los nacimientos

Dentro de los adornos o piezas que engalanan el hogar en Navidad y Nochebuena se encuentran los nacimientos. Así como en otros países no puede faltar el arbolito, en las casas, plazas y parques mexicanos encontrarás un nacimiento. Esta es una representación con figuras de cerámica u otros materiales del pesebre donde nació Jesús. En el centro de esta especie de maqueta, se hallan la Virgen María, José y el Niño. También se añaden animales, pastores, ángeles y los tres Reyes Magos. El tamaño de estos nacimientos varía y pueden abarcar toda una habitación. Se coloca el 16 de diciembre y se quita el 2 de febrero.

5.- Ferias o tianguis navideños

Durante la temporada navideña es común conseguir en México varias ferias, mercadillos o tianguis navideños. Son espacios en los que los comerciantes, artesanos y cocineros se agrupan en puestos para vender productos de la época. Juguetes, adornos, artesanías, dulces, frutas, comidas, piñatas y la flor roja tradicional de Nochebuena (poinsettia) abundan. Comúnmente, las autoridades de cada ayuntamiento controlan estas actividades.

6.- Las piñatas

Las piñatas son un elemento festivo que caracteriza a los mexicanos, y en Navidad y Nochebuena no faltan. Para esta ocasión, estas piezas elaboradas en barro, cartón u otros materiales tienen forma de estrella con siete puntas. Cada pico representa los siete pecados capitales. La cuelgan, se turnan para golpearla con un palo y al romperse caen dulces, juguetes o frutas de su interior.

Loading...