7 posiciones para dormir y qué dicen de ti

Advertisements

No hay nada más reparador para el cuerpo que dormir profundamente. Entregarse a los brazos de Morfeo sin interrupciones y de forma cómoda beneficia la salud. Hallar esa comodidad puede depender de la posición que tomemos al acostarnos. Algunos necesitan colocarse de una forma específica para poder conciliar el sueño, mientras que otros adoptan varias posiciones antes de lograrlo. La manera en que te colocas también tiene un significado sobre tu forma de ser o preferencias. Aquí te mostramos las más comunes y lo que dicen de ti. 

1. Boca abajo

Suele ser muy cómoda, especialmente para los varones y mujeres de senos pequeños. Quienes adoptan esta postura suelen ser personas controladoras, perseverantes y responsables. Tienen vocación para el liderazgo, son proactivas y a veces se dejan llevar por sus impulsos para conseguir lo que desean. También resultan ser algo sensibles.

2. Boca arriba

Si necesitas recostarte sobre tu espalda para poder dormir y mantener el cuerpo recto, seguramente eres una persona tranquila, reservada, perfeccionista y que no teme expresar sus ideas. La gente suele confiar en quienes duermen así, pues tienen facilidad para relacionarse con los demás y la autoestima no es un problema para ellos.

3. Tipo tronco

En esta posición, la persona se tumba sobre uno de sus costados y mantiene estiradas sus piernas y brazos. Suele ser típica de gente con una inocencia natural. Confían en extremo en los otros y no temen entregar su corazón a los demás. Suelen ser positivos y buscar el lado amable del mundo. Además, suelen ser divertidos, carismáticos y el alma de las fiestas. 

4. Como un feto

Las estadísticas señalan que la posición fetal al dormir es la más común. Un 41% de las personas se acuesta de esta manera, consistente en tumbarse de un lado con las piernas flexionadas hacia el pecho. Suele implicar una huida de los problemas que les aquejan. Pueden ser seres en apariencia duros y hoscos, pero sensibles en el fondo. 

5. Estirado

En esta pose, el individuo se acuesta de un lado y coloca sus dos brazos al frente del rostro. Son gente con una personalidad extrovertida, aunque con tendencia a ser algo cínicos. La toma de decisiones les cuesta y piensan mucho las cosas, lo que evita que se arrepientan de sus acciones. Son abiertos a los cambios y nuevas ideas. 

6. Caída libre

Quienes duermen de esta forma lo hacen boca abajo y colocan los brazos arriba, abrazando la almohada y con la cabeza hacia un lado. Un 7% de la población suele recostarse de esa manera. Se trata de individuos valientes, muy sociables, con un gran magnetismo y personalidad fuerte. A menudo se ofenden fácilmente cuando reciben críticas. 

7. Abrazado a la almohada

A muchas personas les cuesta dormir si no tienen algo que abrazar, como una almohada, peluche o a su pareja. Son seres muy abiertos y comprometidos, dignos de confianza y amorosos (aunque pueden exagerar con las muestras de afecto). No les gusta pelear y prefieren dialogar. 

Loading...