7 tips para dormir bien en la cuarentena

Advertisements

La pandemia por el COVID-19 ha cambiado al mundo por completo, y nuestras rutinas se han visto alteradas drásticamente. Este hecho, aunado al estrés causado por la incertidumbre constante, afecta también nuestra calidad de sueño.

Dormir bien es esencial, no sólo para estar descansados y con energía al día siguiente, sino también para mantener nuestro sistema inmune en óptimas condiciones, ya que está comprobado que la privación de sueño baja las defensas, y por lo tanto, nos hace más vulnerables a las enfermedades.

Lo ideal es dormir siete u ocho horas. También es importante que ese descanso sea en la noche y no en el día, pues los procesos de reparación del organismo se llevan a cabo durante la madrugada, y alterar ese ritmo biológico natural perjudica la salud.

Cenar temprano y evitar comidas altas en azúcar

La alimentación es uno de los factores clave en lo que a calidad de sueño se refiere. Los especialistas recomiendan hacer nuestra última comida del día al menos dos o tres horas antes de ir a la cama. A partir de las siete de la noche nuestro organismo se prepara para las funciones nocturnas de reposo y reparación, por lo que al cenar tarde, no tendremos una buena digestión y ello afectará nuestro descanso.

Asimismo, es importante que esa cena (y las comidas de todo el día, de preferencia) no sea alta en carbohidratos, pues esos alimentos provocan subidas y bajadas de energía que arruinan la calidad de sueño.

Hacer ejercicio

Entre los beneficios de practicar ejercicio con regularidad se encuentra el dormir mejor, y existen varias razones para ello. La principal es que reduce el estrés y segrega hormonas que nos brindan bienestar.

La actividad física de tu elección va a favorecer la calidad de tu descanso nocturno, eso sí, es importante que no hagas ejercicio poco antes de acostarte, porque tendrás el efecto contrario al acelerar tu ritmo cardíaco, cuando lo que quieres es relajarte.

Una opción ideal es el yoga, ya que esta práctica ayuda a relajar el cuerpo y la mente.

Practicar meditación

Las preocupaciones cotidianas, ahora incrementadas y alteradas por el confinamiento, nos pasan factura a la hora de dormir. Por fortuna, la meditación es muy útil para aprender a controlar nuestros pensamientos y poder relajarnos. Existen muchos tipos de meditación, pero todos incluyen técnicas de respiración, esencial para entrar en estado meditativo.

Para los principiantes, lo mejor es recurrir a meditaciones guiadas, pues ayudan a evitar las distracciones.

Dosificar la exposición a noticias y el uso de redes sociales

Es importante estar informado, pero no es saludable estar inundado de noticias, ya que sólo nos causa más estrés y por lo tanto, dificulta nuestro descanso a la hora de dormir. Las redes sociales tienen el mismo efecto negativo, y a veces aún peor, pues es ahí donde además de noticias, también se difunde desinformación que sólo empeora la situación, de por sí difícil.

Dormir con el entorno adecuado

Demasiado frío o calor en la habitación también causa problemas para descansar. Asimismo, debe estar completamente a oscuras para tener un sueño profundo. Si no es imposible conseguirlo, entonces usar un antifaz es una buena opción.

También es recomendable dormir con la televisión apagada, pues la luz azul que emite no nos permite descansar bien. En cuanto a los dispositivos electrónicos, lo ideal es dejar de utilizarlos al menos una hora antes de acostarnos.

Hacer algo relajante antes de dormir

Además de la meditación, existen otras actividades que nos pueden ayudar a conciliar el sueño, dependiendo de los gustos de cada quién.

Algunas opciones son: tomar un baño tibio, escribir en un diario, escuchar música relajante o leer un libro (en papel o en lector electrónico, que no proyecta luz azul).

Mantener el mismo horario para acostarse y levantarse

Las personas somos seres de hábitos, y nuestro cuerpo necesita las rutinas para funcionar mejor. A pesar del confinamiento por la pandemia, es necesario no caer en desórdenes, pues desvelarnos y levantarnos tarde daña la calidad de nuestro descanso y nuestra salud, al segregar un exceso de la hormona del estrés, llamada cortisol.

El tener un horario fijo para dormir es tan importante como la cantidad de horas de sueño.



Loading...