6 datos curiosos sobre el jamón para tomarlo mas a gusto y para tomarlo mas en serio

Advertisements

Muchos de nosotros somos tan fanáticos que lo comemos dos o tres veces por semana, o incluso más a menudo. Parece que todos sabemos todo sobre el jamón. Pero en la práctica, la situación resulta algo diferente: la producción de jamón es un proceso tecnológicamente complejo y costoso, lleno de secretos cuidadosamente guardados. Y los hechos históricos son impresionantes y hacen ver este producto como un símbolo en toda regla de las tradiciones antiguas. Hemos recopilado los datos más interesantes, después de lo cual tomará este producto más en serio.

1. En la Edad Media, cuando elegian el terreno para construir un edificio, se clavaba un palo con un jamón fresco y se dejaba al aire. Si el jamón se curaba bien, el lugar se consideraba perfecto para construir. Dice la historia, que de esta manera se buscó el sitio para el Monasterio de Santa María de Poblet que está en Tarragona.

2. Normalmente comemos el jamón con tinto, pero resulta que es una combinación erronea. Para percibir el sabor verdadero hay que acompañarlo con agua, y no con bebidas sabrosas que estropean el verdadero sabor.

3. El jamón de pata negra no es de color negro literalmente. Las pezuñas de esta clase de cerdo si que son negras, pero tampoco lo son siempre. La pata negra es una clase de cerdos ibéricos, se diferencian por largura y forma especial.

4. Cualquiera diría que el jamon se puede hacer apoyado en una mesa o simplemente guardado en un sitio adecuado con su temperatura o tal. Pero lo de colgarlo no es solo parte de receta, es una costumbre o mejor dicho una tradición. Antiguamente la gente colgaba el jamon para demostrar que esn esta casa vive gente cristiana que come cerdo y que no hay judios, los que vivian muy presionados durante mucho tiempo. Y ojo, no era nada de racismo sino un remedio para protejerse.

5. Hipócrates de Cos que fué una figura importante de la medicina griega recetaba a los enfermos consumir jamón como remedio importante. Y en varios hospitales de aquellos tiempos se trataba a los peregrinos enfermos con jamón por su alto valor nutritivo.

6. Y jamón contra el estrés ¿que os parece? El consumo de este producto reduce el nivele de ansiedad y estrés porque contiene alto nivel de vitamina B1.



Loading...